¿Podrás sobrevivir a los huracanes de tu vida?


Hace unas pocas semanas me tocó experimentar y observar el impacto del huracán Irma en mi país, Puerto Rico. Afortunadamente no recibimos el impacto directo. Sentí mucha ansiedad y en las pocas horas de su llegada miedo. Estos sentimientos son comunes y hasta naturales cuando nos enfrentamos a lo desconocido y nos anticipamos a la adversidad. Curiosa al fin, en algún momento durante el paso de Irma bajé a la Estación de Seguridad de mi edificio para conversar un poco entre vecinos y observar el exterior desde un lugar seguro. Ante la falta de luz, agua y libertad física durante estos eventos sobra el tiempo para observar y pensar ( ¡al menos algo positivo! ). Captó mi atención una pequeña cortina azul que estaba colocada en la puerta de entrada del edificio, era una pieza más decorativa que funcional. El viento soplaba cada vez con más fuerza, era impresionante ver como las palmas se doblaban intentando resistir la furia del huracán, escuchábamos objetos que tras volar chocaban contra alguna pared. Cada tanto tiempo mirábamos la pequeña cortina azul comentando “ ¡ya mismo desaparece!”. Así, pasamos algunas horas y la cortina azul, algo rota y desprendida de la estructura de cemento seguía en su lugar… resistiendo. Durante la noche el guardia de seguridad del complejo de apartamentos recibió una llamada informándole que una gran estructura con techo que estaba en el área de la piscina había cedido al viento, derrumbándose.

En ese momento pensé inmediatamente en la pequeña cortina azul que aunque aparentemente frágil, resistió el huracán. Tuve un “Aja Momment!” y me dije “ el secreto está en la materia prima”. La cortina estaba hecha de una tela fuerte, de alta calidad y seguramente se confeccionó pensando en las adversidades que podía enfrentar. Sin embargo, la estructura grande con techo que cayó, estaba hecha de madera que con el tiempo se había debilitado y seguramente el techo no había recibido el tratamiento adecuado. ¿Ya entiendes por dónde va mi reflexión?. Al final del día lo que nos mantiene firmes ante la adversidad es la materia prima de la que estamos hechos como seres humanos: nuestros valores, creencias, seguridad, auto estima, resiliencia, y control de nuestros pensamientos.

Basta con creer que podemos para volver a empezar aún con más fuerza y éxito tras la adversidad. Si la materia prima de nuestra alma no es de calidad, ni hemos trabajado en ella dándole mantenimiento a través de los años ¿Cómo esperar sobrevivir al huracán? Las y los emprendedores se distinguen por conocer de cerca la adversidad, más allá de temerle, la enfrentan y buscan la forma creativa de sobreponerse saliendo más fortalecidos del proceso, aprendiendo las lecciones necesarias en el camino. Hoy espero con algo más de tranquilidad al huracán María, pues conozco de que materia prima he sido construida ¡No hay que temer, te aseguro que si estás hecha de materia prima sólida saldrás victoriosa de ésta y de cualquier otra adversidad que enfrentes en tu vida!

Mentora Mujer Emprende PR Vanessa Marzán

Facebook Page: Camera Ready by Vanessa Marzan

#MujerEmprendePR #Adversidad #YoVoyaME

Publicaciones Destacadas
Publicaciones Recientes
Archivo
Buscar Tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
CONECTA CON #MUJEREMPRENDELATINA
CONECTA CON #MUJEREMPRENDELATINA

Subscríbete a nuestra red para que estés actualizada con todas nuestras próximas charlas y actividades.

Las colaboraciones son una gran oportunidad de crear sínergias con otras pequeñas empresas y crecer juntos.

¡Conecta con tu audiencia!

Estamos abiertos a trabajar con aquellos interesados en auspicios. Escribe tu información y envíanos un mensaje para contactarnos.

¡Gracias por tú compromiso con la mujer latina!

#MujerEmprendeLatina

@2016 Mujer Emprende. Created by Vivo Masonico