March 19, 2019

February 4, 2019

January 19, 2019

Please reload

Publicaciones Recientes

Crea tu éxito

March 19, 2019

1/10
Please reload

Publicaciones Destacadas

...¿Y tu vaso cómo está?

March 11, 2017

 

¡Ver el vaso ‘medio lleno’ realmente funciona! Estés comenzando la semana o el fin de semana, HOY es un buen día para empezar a practicar este estilo de vida.

 

Después de investigar, estudiar y poner en práctica este decir, me alegra poder compartir contigo, querida amiga, estos consejos: Vamos a “quemar” los pensamientos negativos que se cuelan sin permiso y vamos a reemplazarlos con pensamientos positivas.

 

Practica invertir los pensamientos negativos: Encuentra el lado positivo

 

Siempre habrá retos en la vida y personas problemáticas, pero será tu reacción lo que dictará cómo será tu día. Está bien sentirse molesta, es muy normal, pero no debes permanecer de esa manera todo el día, y si lo estás, ponte un límite para comenzar el día próximo con una actitud positiva.

 

Tampoco se trata de ser ingenua.

 

El Dr. Joffrey Suprina, Ph.D., decano del Colegio de Ciencias del Comportamiento en Argosy University, comenta que las personas positivas también son realistas. Ellas no ignoran el lado oscuro de las cosas o los aspectos desagradables de la vida; más bien ellas deciden concentrar su tiempo y energía en acciones que producirán resultados positivos. En otras palabras, buscan el lado positivo en cada situación.

 

Nunca olvidaré cuando fuimos a Orlando por primera vez para organizar el primer taller de Mujer Emprende PR en USA. Llegamos y llamamos a nuestro contacto principal el cual no conseguimos.  Al otro día llegamos al lugar de la cita, y recibimos un mensaje que había tenido un accidente...imagínate cómo reaccionamos. Primero preocupación por el, y luego, decepcionadas que no llegaríamos a reunirnos. Pero en un momento nos miramos y decidimos que ya habíamos llegado a la Florida, no íbamos a perder la oportunidad y salimos  a buscar mujeres latinas. En cuatro pasos escuchamos a dos mujeres hablando castellano, nos presentamos y el resto es historia.  Regresamos a Puerto Rico con muchos contactos, fecha y local para nuestro primer taller. Los pensamientos positivos ponen las ruedas a girar.

 

Ten en cuenta que...

 

Las personas positivas, las que practican el pensamiento positivo de manera constante, son expertos en pulverizar (Yo lo llamo “quemar”) los pensamientos negativos, inútiles y deprimentes.

 

Esto significa que debemos estar alertas del momento en que comenzamos con los pensamientos negativos (“No puedo”, “No podré lograrlo”, “Esa mujer es tan mala”). ¡Esos pensamientos surgen sin que nos demos cuenta! Se llama inconsciente; es decir, nosotros no los provocamos a propósito. PERO tan pronto percibes esos pensamientos… es el momento de “quemarlos”. Invierte esos pensamientos con afirmaciones positivas (“Claro que puedo”, “Me prepararé y lograré que suceda”, “Esa mujer tiene una personalidad fuerte, por lo que me la ganaré con bondad”).

 

Alimenta tu estado positivo

 

¿Cómo? ¡Con la práctica! Del mismo modo que cuando se aprende cualquiera otra destreza, mientras más se practica, más rápido pasa a ser un hábito natural, casi automático. Recuerda que no es posible tener dos pensamientos a la misma vez, si te llega uno negativo, rápidamente piensa en algo por lo que estas agradecida y verás como cambia todo.  Realiza actividades que desencadenan emociones positivas.

 

Aquí no aplica hacerte la víctima. Tampoco la carta de “No tengo tiempo/dinero”. A continuación, comparte cosas que puedes hacer sin importar tus circunstancias:

 

  • Medita y ora con fe

  • Escribe lo que deseas (en un estado mental positivo) en un diario bonito y colorido

  • Busca tres razones para agradecer todos los días

  • Compra flores frescas y airea tu sala

  • Si el clima lo permite, una caminata por el parque o la orilla del mar, ¡te levantará el ánimo y traerá sentimientos positivos a tu corazón!

  • ¿Tus amigas viven cerca? ¡Llámalas! Beban un delicioso cafecito y hablen de temas positivos

 

En resumen, tú puedes. Es un hábito, un estilo de vida. Te invito a que lo adoptes.

 

Y recuerda:

 

“Donde la mayoría ve problemas

las emprendedoras ven oportunidades”.