March 19, 2019

February 4, 2019

January 19, 2019

Please reload

Publicaciones Recientes

CONVIERTE TU HISTORIA DE DOLOR EN TU MAYOR VICTORIA

March 10, 2020

1/8
Please reload

Publicaciones Destacadas

¡No permitas que la ansiedad y la depresión detengan tus sueños y metas!

 

¿Sabes  identificarlas?

 

Las mujeres tenemos múltiples roles en nuestra sociedad, como hijas, madres, esposas, profesionales y amas de casa. La sociedad en la que vivimos nos exige que la mujer tenga que estar arreglada, que luzca bonita, que cuide su físico, su peinado y que proyectemos una imagen agradable hacia los demás.  Esto no sólo se consigue con una buena salud física sino también es de suma importancia tener una buena salud mental para cumplir exitosamente con todas estas exigencias.

 

Una mujer exitosa lleva una vida equilibrada, es autosuficiente, muestra autoconfianza en sí misma, autocontrol, seguridad y participa de diversas actividades. Sin embargo, bajo un episodio de depresión clínica o de algún trastorno de ansiedad todo este cuadro puede cambiar.

 

La depresión en la mujer

 

Hay que reconocer que una depresión puede ocurrir a cualquier edad y puede transmitirse de padres a hijos. Las mujeres experimentan la depresión en una proporción de 2:1 en comparación con los hombres.

 

Hay diversos factores asociados con la depresión en la mujer, entre los que se encuentran las exigencias sociales, factores pospartos, físicos, la violencia contra ellas, la pobreza, los ciclos de vida, los cambios hormonales y factores genéticos. De esta manera podemos concluir que la depresión es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

 

Una gran noticia es que las mujeres son más receptivas a reconocer los síntomas depresivos que los hombres, lo que hace que busquen más ayuda profesional que ellos. Es importante que conozcamos algunos de los síntomas que caracterizan una depresión clínica para buscar a tiempo la ayuda profesional necesaria. La depresión clínica no solo afecta tu mente sino también tu cuerpo y tu comportamiento.

 

Una depresión clínica consiste de cinco o más síntomas de los cuales se describirán a continuación. Estos síntomas deben de ser persistentes por un periodo de dos semanas o más tiempo, afectar tu manera de funcionar y deben de ocurrir la mayoría de los días.

 

  1. Ánimo depresivo. Sentirte triste, llorosa, desesperanzada.

  2. Disminución marcada en actividades placenteras. No sentir placer en actividades que previamente disfrutabas como leer, tener sexo, salir, entre otras.

  3. Pérdida de peso o ganancia de peso. Tener poco apetito o demasiado apetito.

  4. Perder el sueño o dormir de más.

  5. Sentir agitación o lentitud en hacer las cosas.

  6. Fatiga o pérdida de energía.

  7. Sentir que no importas o que eres inútil. Sentir una culpa excesiva.

  8. Disminución en tu habilidad para pensar o concentrarte. Inseguridad.

  9. Pensamientos recurrentes de muerte, ideas recurrentes de suicidio o intentos suicidas.

Estos síntomas causan mucha angustia o deterioro significativo a nivel social, personal, laboral, o en alguna otra área importante de funcionamiento en tu vida.

 

¿Qué hacer?

 

Algunas soluciones para superar la depresión son: salir de la rutina, ejercitarte, mantener una actitud positiva eliminando los pensamientos negativos, dedicarte tiempo, llevar una alimentación equilibrada, meditar, no aislarte, buscar objetivos y luchar por ellos, expresarte y ver el lado positivo de las cosas.

 

Es importante también tener una buena red de apoyo y  herramientas necesarias para poder lidiar con las presiones que día a día nos enfrentamos las mujeres.

Próximamente estaremos hablando ¿Como la ansiedad puede afectarnos y limitar nuestras metas?

 

Dra. María de L. Martínez Taboas, Psiquiatra de Adultos

Sistema San Juan Capestrano en Caguas (787-745-0190)

Sistema San Juan Capestrano en Humacao (787-285-7409)

Clínica Privada en Gatsby Plaza Caguas # 200 (787-407-1100)

 

 

La mujer y los trastornos de ansiedad

 

No sólo unos síntomas depresivos pueden afectar tu funcionamiento, sino que la ansiedad cuando se convierte en un diagnóstico clínico también te limita en tus funciones diarias. Algunos de los trastornos de ansiedad son: trastorno de pánico, fobia social y ansiedad generalizada.

 

Un ataque de pánico ocurre inesperadamente, recurrentemente y sin tener una causa directa. Son unos síntomas abruptos de miedo intenso que alcanzan un pico en minutos y se caracterizan por: palpitaciones, ritmo cardiaco acelerado, sudoración, temblores, escalofríos, falta de respiración, sensación de ahogo, dolor de pecho, náuseas, mareo, sensación de desmayo, escalofríos, calentones, sensación de adormecimiento, sensación de estar fuera de la realidad o separado de su cuerpo, miedo a volverse loco, morirse o perder el control.

 

Además, debes de llevar un mes o más con uno o ambos de los siguientes criterios: preocupación persistente de las consecuencias de esos síntomas de pánico (como miedo a morirse) y/o un cambio en comportamiento que pueda relacionarse a los ataques (como evitar ejercitarse para no sentirse con palpitaciones, sudoración). Esta condición no te permite funcionar al máximo sino por lo contrario te limita en realizar actividades beneficiosas para ti.

 

Otra condición de ansiedad que te limita en tu ambiente profesional es la fobia social. Esta consiste en un miedo o ansiedad marcada en situaciones sociales en las que la mujer tenga que exponerse a ser observada y criticada por otros. Por ejemplo, tener conversaciones, conocer personas desconocidas, realizar alguna presentación al frente de un público. La persona teme mostrar unos síntomas de ansiedad que puedan ser observados por otros. (temor a ser humillada o avergonzada y a ser rechazada por otros). El exponerse a situaciones sociales le provoca miedo o ansiedad. La persona trata de evitar las situaciones sociales. Es un miedo que se sale de proporción, es consistente y debe de durar por más de 6 meses. Este temor provoca que la persona no pueda funcionar adecuadamente en su trabajo. Esta condición es un gran impedimento para las mujeres profesionales ya que las limita de exponerse a oportunidades de crecimiento a nivel profesional. Esta condición puede crear inseguridad y desconfianza de lo que puedes lograr y limitar tus metas.

 

En el trastorno de ansiedad generalizada, la persona presenta una preocupación excesiva la mayoría de los días por más de 6 meses.  Se le hace difícil controlar la preocupación. Debe presentar tres o más de los siguientes síntomas: inquietud, fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, dificultad para dormir. Estos síntomas causan un deterioro marcado en tu funcionamiento provocando que no puedes realizar tu trabajo como usualmente lo haces. En esta condición las mujeres son doblemente más afectadas que los hombres.

 

Existen soluciones, no estás sola

 

La solución más efectiva para un problema de ansiedad es encontrar su causa, aunque lamentablemente no siempre es posible. El primer paso entonces consiste en hacer un inventario de los factores que podrían estar ocasionando el exceso de ansiedad. Buscar una persona confiable y conversar lo que nos preocupa. Esto nos puede ayudar a calmar la ansiedad. Si esto no es suficiente debe buscar ayuda en un psiquiatra o psicólogo.

Consume una dieta saludable, trata de dormir ocho horas, haz ejercicios regularmente, practica técnicas de relajación, yoga, thai chí, o meditación, haz un balance entre las actividades recreativas y las responsabilidades.   

 

Eres una mujer luchadora, valiente y emprendedora. No permitas que una condición como la depresión o algún trastorno de ansiedad limiten tus metas ni te detengan en cumplir tus sueños, no permitas que sean un obstáculo o una barrera para tu éxito.  Si te identificas con algunas de estas condiciones busca ayuda hoy con un profesional de salud mental.

 

 

 Dra. María Martinez, Psiquiatra.

 

Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar Tags