March 19, 2019

February 4, 2019

January 19, 2019

Please reload

Publicaciones Recientes

Crea tu éxito

March 19, 2019

1/10
Please reload

Publicaciones Destacadas

No tienes que hacerlo todo tú sola: ¡Freelancers, tus mejores aliados!

February 15, 2017

Sabemos que los grandes empresarios tienen un ejército de personas detrás de ellos.

Pero si eres solapreneur, ¿cómo logras que tu negocio crezca mientras mantienes bajos tus gastos administrativos fijos?

 

Muchas emprendedoras sueñan con dejar sus trabajos corporativos y comenzar sus

propios negocios, conscientes de que será una función de una sola mujer, pero

dispuestas a trabajar día y noche para lograrlo. Algunas veces las horas del día no

alcanzarán, sin importar lo mucho que trabajen, y necesitarán contratar ayuda. En lugar de añadir facturas de sueldos elevados a sus gastos administrativos, les recomiendo siempre que tomen la ruta más flexible: contratar trabajadores autónomos

(freelancers). De ese modo, pagarán por talentos y soluciones por proyectos.

 

Muchos empresarios han tomado esta ruta y la experiencia ha sido desastrosa, por lo

que no volvieron a intentarlo. Sin embargo, si aciertas, contratar freelancers es una

manera asequible de mantenerte al día y de acceder a una fuente de talento cada vez

mayor en Internet.

 

Mi negocio opera con un 95 por ciento de freelancers en mi equipo. La capacidad de

contratar especialistas exitosos para un trabajo concreto, en una fecha y un modo

específicos, es lo que necesito para mantenerme en el mercado. Además, me permite

estar disponible para hacer lo que mejor hago: interactuar con mis clientes y crecer mi

negocio.

 

Lo mejor de recurrir al mercado de freelancers es que las contrataciones se realizan por

encargos. ¿Estás ocupada? ¡Contrata! Cuando tu negocio se afloje, no tienes que

hacerlo. Además, no pagas alquiler ni necesitas seguros, espacio de oficina o

infraestructura. De ese modo, mantienes bajos tus gastos administrativos fijos y por

consiguiente aumenta tu presupuesto.

 

Como empresaria, estarás protegida y conseguirás lo que has pagado. Con proyectos

de precio fijo, no tienes que pagar por adelantado. Pagas cuando se realice el trabajo o

se alcance el objetivo.

 

¿Cómo y dónde comienzo?

 

1. Descarta antes de delegar

 

No contrates asistentes virtuales para programar reuniones. Es una pérdida de tiempo y dinero. Existen varias aplicaciones que podrás integrar a tu calendario y que brindará

un enlace a tu cliente para que planifique una reunión contigo.

 

2. Por hora no es el pago definitivo

 

Si tienes que trabajar con un freelancer inexperto, tienes que considerar tu tarifa por

hora también. Por lo general, para tareas pequeñas y medianas suelo pagar un precio

fijo por el trabajo, no una tarifa por hora.

 

Para estimar cuánto pagarás, calcula cuánto tiempo tomaría realizar la tarea,

investigando cuánto pagan por esas destrezas por hora en tu sitio escogido.

Para proyectos más grandes, utiliza objetivos específicos. De ese modo, le aseguras a

los freelancers que recibirán su paga y los motivarás a seguir trabajando. No olvides

monitorear su progreso.

 

3. Trabajo a distancia vs. local

 

Prefiero freelancers locales, porque tenemos personas muy talentosas en Puerto Rico.

Pero si deseas estar al día, utiliza talento de India para trabajos técnicos relacionados a

las redes y tecnología, y talento local para trabajo escrito y hablado (comparten tu

mismo idioma materno). Utiliza la zona horaria inteligentemente.

 

El horario puede ser tu mejor amigo. Si necesito un trabajo urgente y mi freelancer

vive en la costa oeste o en la India, estaremos en diferentes zonas horarias y

tendremos problemas así que si tengo que hacer algo para el mismo día, lo ideal será

que contrate a alguien en mi misma zona horaria, pero de no correr prisa, me encanta

pensar que el sí está en el otro lado del mundo mi freelancer podría estar trabajando y

yo durmiendo.

 

4. El reto más grande es soltar

 

Muchas personas piensan que si las cosas no se hacen a su manera, entonces no están

bien hechas. Incluso hay personas que piensan que nadie más que ellos saben hacer lo

que hay que hacer. Tanto uno como otro temen, en realidad, perder el ‘control’. Sin

embargo, debes recordar que nadie puede hacerlo todo y que intentarlo puede acabar

con tu negocio y, peor aún, con tu salud.

 

Soltar fue increíblemente difícil para mí hasta que fui sincera conmigo misma. La

mayoría de mi equipo consiste de personas que he contratado para que hagan lo que

yo no hago bien, o para realizar trabajos a un nivel que no puedo alcanzar porque no

tengo el talento requerido.

 

5. Presta atención a tu oferta de empleo

 

Asegúrate de que tu oferta de empleo contiene el resumen del proyecto o la tarea, el

calendario de trabajo, las responsabilidades del freelancer, los requisitos de títulos o las habilidades requeridas, y una meta clara. Tienes que ser específica en tu comunicación, sobre todo si contratas fuera del país, donde pueden enfrentar una barrera de idiomas.

 

No supongas que tu freelancer está en tu misma onda mental. Para asegurarme de que me estoy dando a entender, suelo incluir preguntas como: ¿Cuál es tu experiencia?o ¿por qué sientes que eres la persona ideal para este proyecto? Muchos freelancers

tienen una respuesta genérica. Cuando me tropiezo con alguno de estos, los descarto.

 

Si no pueden responder una pregunta relevante, no van a terminar mi trabajo

exitosamente.

 

6. Entrevista a tus freelancers, aunque sea mediante mensajes de texto o una llamada por Skype

 

Me gusta contactar a los freelancers nuevos antes de concederles el trabajo, y en esta

era tecnológica, existe una gran cantidad de medios para hacerlo. Durante nuestras

charlas, les pregunto en qué proyectos similares al mío han trabajado y les pido que me envíen una muestra de sus trabajos.

 

7. Presta atención al feedback de clientes

 

Esta es una valiosa ayuda a la hora de contratar al freelancer correcto. Los días en que

tenías que realizar llamadas para comprobar las referencias han quedado en el pasado.

 

En la actualidad, muchos sitios proveen feedback calificaciones de otros contratistas,

junto con el número de horas trabajadas y porcentaje de trabajos terminados. Incluso

puedes ver resultados de pruebas tomadas por el freelancer en aquellos sitios que

evalúan las destrezas de sus trabajadores.

 

Primero, date la oportunidad de trabajar con personas recomendadas por tu círculo de

confianza. Las llamadas o conversaciones mediante textos con tu freelancer deben ser

una prioridad. Sé sincera sobre tu situación; por ejemplo, si aún trabajas, déjale saber

que no podrás estar disponible para contestar sus preguntas cierto número de horas.

Establece una palabra clave, que te pueda enviar por mensaje de texto, para consultas

de emergencia. Los freelancers pueden realizar un buen trabajo, si tus especificaciones

son claras y precisas.

 

Por último, cuando subcontrates, recuerda que para tu cliente, ¡esta persona eres tú!